Alex Bobadilla

Post's
Estamos empezando un nuevo año y eso no es poco. Hay personas que cuando hacen un balance del año anterior no lo hacen con la conciencia puesta en la realidad sino que solo lo hacen como una declaración de deseos que se piensan como abstracciones que van a “sucederse” como por arte de magia en “algún” momento.
Suelo escuchar declaraciones de algunas personas como por ejemplo:  “este será mi año” o “voy a lograr todo lo que quiera en este nuevo año” cuando en realidad ni siquiera están dispuestas a planificar como lo van a hacer o que es lo que realmente quieren lograr y eso los lleva a repetir conductas y actitudes ante situaciones de oportunidad y también de fracaso, que ya usaron en años anteriores, sin revisarlas.

Lo trágico de hacer declaraciones de deseos y motivaciones es que se quedan en ese punto, no van más allá de eso y creo que es ahí donde debemos animarnos a indagar sobre que estamos haciendo con aquello que decimos que queremos pero   que nunca alcanzamos. Ojo que esto ocurre no solo a nivel profesional y laboral sino que también ocurre a nivel de pareja o de relaciones interpersonales, con los hijos por ejemplo. Los deseos pueden ser puros, sinceros y ambiciosos, es justo que lo sean, pero debemos poder convertirlos en metas.

Las metas son algo más que una declaración de deseo, implican un escalón más arriba. Tener metas claras es aunar el deseo a un plan. El establecimiento de una meta te permitirá crear una visión fuerte, clara y fundamentalmente POSIBLE de lograr aquello que en un principio comenzó como un deseo o un sueño.

La planificación de eso que queremos lograr tiene que tener pequeños objetivos mensuales, semanales y diarios. No exagero al pedirte que hagas una lista diariamente de tus metas para ese preciso día, yo mismo lo hago por dos cuestiones claves:  el papel me permite recordar cosas que de otro modo entrarían y saldrían de mi memoria todo el dia ocupando mi capacidad atencional, es decir, distrayéndome y segundo, me gusta escribir metas diarias y pequeñas porque tienen que ver con mi objetivo final; la meta de ese día tiene un objetivo que estará ligado a mi objetivo final que es más grande y más importante pero para lograrlo debo cumplir con esas rutinas diarias que me propuse o con esas tareas del día.

Creo que el elemento más importante que tenemos en la vida es el tiempo. Si tenemos salud y conciencia del tiempo todo lo demás se hace POSIBLE. Sucede que el desarrollar una conciencia del tiempo implica justamente estar al pendiente de en que lo invertimos y como lo hacemos más aun en esta época en donde todo nos llama a procrastinar y perderlo en el meollo de la superficialidad mediática de las redes sociales, la televisión basura y los malos hábitos de sueño, de consumo y de ocio.

La cuestión del deseo es clave porque todo nace de ahí pero si suponemos que tu deseo es un río salvaje que corre bravo y caudaloso hace cualquier lado y que se alimenta de crecientes inesperadas o de lluvias periódicas (como lo son en la vida las vacaciones, los fines de año y los comienzos de año, el conocer nuevos negocios o nuevas personas, etc) entonces habremos de prever esos momentos para poder instalar molinos, diques o crear nuevos canales desde donde el agua fluya a nuestra voluntad y podamos sacarle así un buen provecho.
Tener el deseo de hacer algo no está mal, no  quiero que se malinterprete, lo que estoy diciendo es simplemente que debemos pasar de los sueños y los deseos a las metas y objetivos para hacerlos POSIBLES.

La analogía del rió, y como muchos de ellos surgen por lluvias de estaciones, nos sirve también para pensar otra cosa, para pensar lo que sucede con los deseos efervescentes pero efímeros, esos mismos deseos que todos tenemos pero que pocos alcanzan a desarrollar una conciencia de ellos, como la conciencia del tiempo de la que hablé antes y que está más relacionada a las metas. Esta otra conciencia, la conciencia de los deseos estaría más relacionada con ese perpetuo fluir de la correntada de tu rio motivacional y creo que eso nos permitiría entender también porque hay personas que todos los años cambian de pareja, de carrera, de negocio o incluso de religión como si se tratara de algo para usar una vez. Me parece que lo que le da verdadera consistencia en el tiempo a cualquier deseo es la visión de sí mismos que todos tenemos, o que deberíamos tener para ir hacia ella.

Si una persona no sabe lo que quiere, cualquier cosa le irá bien o la tratará como se trata un corte de cabello, una bolsa de plástico o un par de medias.  Hay personas que viven sus deseos como una inundación constante, desbordante, inesperada y fuerte pero efímera e inmanejable por eso mismo, pero porque sucederá eso?, creo que tiene que ver con la falta de una VISION clara. Si tenemos una visión clara de hacia dónde queremos ir y PORQUE estamos haciendo esto y no otra cosa el deseo se reorganizará en función a ello, girará el molino en favor de la autodisciplina y habrá menos arroyos que se desvíen hacia la procrastinación.


Mi deseo para este 2017 es una declaración para mí mismo que quisiera que tú la tomarás y la hagas propia: Ten más conciencia de tu tiempo y de tus deseos porque nadie debería bañarse en el mismo rio dos veces. 

Creo que este video nos puede servir para seguir pensando el asunto de la conciencia del deseo:
El mercadeo online es uno de los rubros de negocios que más ha crecido en todas las ciudades y que probablemente seguirá en crecimiento por muchos años mas debido a las grandes ventajas que le permite obtener a emprendedores que con una muy baja o a veces nula inversión, pueden comenzar a vender miles de productos selectos de diferentes formas. Algunos eligen revender productos bajo la modalidad del dropshipping, lo cual es genial pero otros eligen crear sus propios nichos de mercado y hacerse con un buen ingreso constante, pero que debemos tener en cuenta para hacerlo?

Primero que nada hay que saber elegir el nicho de mercado al que vamos a apuntar, ya que no es lo mismo elegir trabajar un modelo de negocio que este saturado en el mercado que elegir uno que tenga una demanda insatisfecha y constante, o que simplemente, a nivel local, ofrezca una alta tasa de rentabilidad en comparación a otros mercados de venta directa. La elección del nicho de negocio es clave porque si vas a ofertar productos de terceros por medio de ventas sin stock eso determinará si vas a lograr crear un flujo de clientes en tu ciudad o en una región del país determinada, pero esta “ley del nicho” aplica también a otros modelos de venta por internet como por ejemplo el marketing de afiliados.

En cuanto a este tipo particular de marketing de afiliados me gustaría aclarar que se trata también de un tipo de negocio online con una rentabilidad muy alta cuando el nicho de negocio elegido es grande, tiene capacidad de compra y demanda productos muy específicos (como por ejemplo soluciones en salud o libros relacionados a ella). Los productos que más se venden en internet por lo general suelen ser del nicho de la salud, gadgets y tecnología, así como cursos y materiales relacionados a esos tipos de temas, entonces siempre que queramos incursionar sobre el mercado online deberíamos poder tener en cuenta ese tipo de productos.


Un buen negocio por internet debe poder brindar soluciones de valor al grupo de mercado al que apunta con productos que no solamente representen una cuantiosa ganancia para el vendedor o los proveedores sino que fundamentalmente apunten a entregarle contenido, materiales, recursos y suplementos de gran valor para el usuario final que necesita satisfacer su demanda localmente. Los negocios que mejor funcionan y que lo hacen por años, suelen ser aquellos en donde se prioriza antes que nada la calidad, el buen trato con el usuario y una confianza que se suele revalidar con más de una compra y de manera continua, ese debería ser el objetivo que perseguir en la web. 
 Hace unas semanas me preguntaron sobre esta compañía que es una de las que definitivamente voy a incluir en mi listado de las mejores empresas de redes de mercadeo multinivel para el 2017 debido a la calidad de sus productos, su tipo de plan de compensación y la expansión mundial que está teniendo desde que fue lanzada al mercado en 2009.

Jeunesse es una compañía joven pero está dando que hablar en muchos rincones del mundo debido a su versátil plan de compensación y fundamentalmente a las posibilidades de crecimiento que representa para diversos tipos de emprendimientos que pueden ir acompasados a la par. Asimismo el tipo de cliente al que apuntan con sus productos esta siempre en busca de la novedad, del cuidado de su salud, de su estética y de su cuerpo en general, eso la convierte en una compañía con un potencial de expansión por muchos años que sigue una tendencia mundial en productos antiage.

¿Cómo   funciona el  plan de compensación de Jeunesse?
Su plan de compensación es uno de los más robustos y justos que he visto en el mercado, lo digo fundamentalmente porque es un sistema binario que paga comisiones por ciclos y por grados de crecimiento de la red hasta en el séptimo nivel, algo que definitivamente la convierte en una compañía justa con respecto al trabajo de cada una de las líneas que podamos crear dentro de nuestros equipos. Esto es lo más atractivo de esta compañía aunque tiene otras formas de generar dinero que no son solo las comisiones sino que también existen otros tipos de bonos y rewards.

¿Cuáles son las principales ventajas y desventajas de Jeunesse?
No creo que existan las compañías de network marketing perfectas ni muchos menos, existen si buenos planes de compensación que son algunos más justos y otros más justos para sus distribuidores, algunos son más sólidos y otros no tanto, algunas compañías tienen buenos productos y otros no tanto. La clave a la hora de elegir una empresa de mercadeo de redes esta en hacer un balance más    o menos objetivo de aquello que nosotros queremos lograr, nuestro momentum personal, nuestros recursos personales y nuestras metas temporales y entrecruzarlos con lo que nos ofrece tal o cual compañía, con la calidad de sus productos, con sus tiempos, con sus métodos, con sus posibilidades reales e crecimiento y otros factores que tienen que ver con la estructura misma del plan de negocios.

Jeunesse puede no ser la empresa indiciada para personas que no tengan experiencia en ventas o no les interese crear equipos de negocios aunque definitivamente puede ser una buena elección si lo que quieres son productos de alta calidad para mejorar tu estilo de vida.
Con las empresas multinivel siempre hemos de dividir las aguas entre clientes y distribuidores pero… porque elegir una empresa multinivel solo como cliente? Bueno esa es una pregunta que uno se la hace ya no como cliente, cierto?, pero definitivamente no es una pregunta que uno pueda hacérsela en todas las empresas de ventas de productos de bienestar o en un banco, o en un supermercado, eso también está claro.

Creo que muy pocas personas se piensan a sí mismas como lo que implica ser un verdadero empresario y no un mero distribuidor de productos, se trata de poder proyectarse en el tiempo y repensar la idea de hacer carrera en base a un estilo de vida que solo ve a los productos como un escalón entre el bienestar personal y el social, porque creo que ese es el beneficio que  traen loas empresas de venta directa y las de mercadeo multinivel a las economías regionales.

Cuando vas a elegir una u otra compañía no te quedes con la magnificencia de un plan de compensación o con lo innovador de un producto porque si bien esas cosas son importantes, no son determinantes. Tu eres el que va a ser el eslabón clave del éxito cuando decidas que quieres aplicar tal o cual estrategia para tal o cual plan de compensación, la compañía que elijas ya está funcionando alrededor de todo el mundo, como el caso de Jeunesse, pero bien podríamos estar hablando de otras empresas como Amway, Herbalife u Órgano Gold, - solo por mencionar algunas - y el hecho de que estén funcionando para otros no significa que lo haga para ti porque el secreto del éxito de estas compañías está en la calidad de sus distribuidores que se visionan a si mismos como líderes de equipo no como vendedores, se visiona a si mismo cambiando  vidas, no vendiendo productos y se empeñan en crear estrategias para sus grupos no en presentar planes azarosamente.


Eso es lo que determina el éxito o el fracaso en este tipo de negocios y eso es a lo que deberíamos referirnos al hablar de factores que convierten a las compañías en ventajosas o no, pero para ti personalmente. 
En el post  anterior quise hacer una breve introducción a una de las características que sobresalen por sobre cualquier otra si hablamos de generar equipos de negocios ya sea para proyectos Pyme, organizaciones no gubernamentales, sistemas de multinivel, socios empresariales o  en proyectos cooperativos en cualquier ámbito. Habíamos dicho que una de esas características que hacen al buen trabajo en equipo es la habilidad de oratoria que tenga el líder y que debe promover en otros, en sus equipos, para que ellos mismos puedan alcanzar un nivel de excelencia… pero que más se necesita para manejar equipo y lograr el máximo potencial de cada miembro?


¿Qué tiene que ver el talento individual con el trabajo en equipo?
Bueno pues…  mucho, pero habremos de ser cuidadosos. Déjame explicarlo.
Muchas personas nacen con habilidades extraordinarias en ciertas áreas de sus vidas que A VECES aprenden a explotar y otras veces lamentablemente no, pero con que tendrá que ver eso? Yo creo que una de las razones por las que muchas personas talentosas no logran sacar y aprovechar todo su potencial es por la falta de autoestima, situaciones personales que los confunden en los detalles o simple falta de oportunidades que les permitan sistematizar el desarrollo de su talento. Todos estos factores apretujan en talento en manos de un destino que se reniega una y otra vez aunque a veces podamos tener la seguridad de que somos mejores que otros en ciertos aspectos que hemos recibido cuales dones innatos.

Pero esos dones no van a florecer, algunos ni siquiera van a madurar, si no estamos en el lugar correcto, con las personas correctas y en el momento correcto para poder producir un abono lo suficientemente potente como para alentar su desarrollo. Los líderes no nacen, se hacen y los talentos se desarrollan a fuerza de trabajo y sistematización, de azar y destino.  Eso es lo primero que debemos tener en claro.

La medida de tu autoconocimiento como líder es la medida del desarrollo de talentos en tu grupo


Nada hay más alejado de la realidad que el talento asumido como un don natural porque al momento de hacer eso contigo mismo o con otras personas que puedan ser brillantes o muy talentosas en algunos aspectos de sus vidas, tu no estás haciendo más que menospreciar la excelencia que es posible alcanzar en base a un trabajo de perfeccionamiento y capacitación continua.


Crear equipos en donde el talento este siempre en el background emocional de tus estrategias será crucial, pero para eso tu mismo como creador de equipos deberás poder reconocer tus propias habilidades y talentos y DE-SA-RRO-LLAR-LOS. Si tu no desarrollas tu máximo potencial en el área en que sabes que eres bueno y puedes ser aún mejor, tus equipos van a ser mediocres y se van a derrumbar como castillos en el aire por más afanosa que sea la meta que se hayan trazado. El líder de equipo es el primero que debe reconocer que nunca ha podido solo, que tiene talento pero que necesita  (o necesitó) de otros para optimizarlo, que a la cima no se llega solo y que la medida de todos los errores es la medida de la propia ignorancia sobre esas características de la personalidad que tanto nos cuestan asumir. Te daré un ejemplo. En 2013 cuando empecé a armar un equipo de negocios me topé con muchas nuevas personas que no eran iniciadas en el mundo de los negocios multinivel pero que sin embargo tenían un potencial tremendo, algunos eran hábiles oradores y otros eran más bien vendedores que podían persuadir pero que no podían hacer un cambio de mentalidad hacia el trabajo en equipo por sobre el individual.


Mi reto más importante en ese momento fue poder empezar a demostrarle que era necesario salir de pensar en comisiones individuales para pasar a enfocarse en el talento de cada nuevo prospecto que trabajara con ellos en sus equipos locales. Al cabo de un tiempo algunos de ellos pudieron empezar a hacer ese cambio de mentalidad, pero otros no. Los que lo hicieron permanecieron enfocados y motivados pues empezaban a ver el potencial del otro como un par que les enseñaba más acerca de su práctica que ellos mismos en sus estrategias pautadas, los otros, los que no lograron ver el potencial personal de cada miembro de sus equipos frontales terminó armando equipos con los que ganaban buenas comisiones pero luego decrecían y desaparecían.

El error de los segundos, los que se enfocaban en las comisiones del equipo por sobre el talento de sus miembros para trabajarlos a largo plazo es que su mentalidad de vendedor era tan fuerte y tenía tanta presencia en sus actitudes frente a la vida misma que les era imposible salirse de ese lugar para enfocarse en lo que realmente les daría buen dinero por años y no solo por la entrada de nuevos miembros en sus equipos de multinivel, eso es lamentablemente normal y tiene que ver con el PROCESO que cada persona debe poder realizar y debe poder APRENDER  de sí misma si quiere alcanzar nuevos niveles de ganancias, de claridad y de pericia, primero consigo mismo y después con los otros.

El resultado final fue que algunos en ese equipo lograron cambiar el foco hacia un crecimiento personal invocando el talento de los otros como pilares del suyo propio y otros no lo lograron tan rápido y decayeron en sus esfuerzos por cimentar un buen equipo a largo plazo.

El proceso siempre es personal pero en una dinámica de grupos de negocios ese proceso arrastra siempre a los otros pues como ya dije, el autoconocimiento y la capacidad de aprender de nuestras experiencias es la clave para poder crear mejores resultados para el equipo mismo, es la medida del éxito a nivel grupal.

Tal vez para algunos que estén leyendo esto y que estén buscando resultados rápidos el tema del talento les parezca una inversión temporal innecesaria, pero la verdad es que si estas pensando eso es un error del que personalmente me ha costado tiempo aprender pero que al final es necesario reconocer pues esa es la clave para mejorar la dinámica de grupos, obtener mejores resultados y desarrollar la potencialidad que cada persona tiene dentro de un equipo. No es un gasto de tiempo sino una inversión que debe realizarse con la paciencia de un budista pero con el interés de un pastor.

El talento es entonces la otra gran clave de la que podemos aferrarnos si queremos tener buenos equipos, una armonía interna de grupo que brille entre la constelación de personalidades que con estados emocionales variables van a darle un matiz muy correlativo a cada grupo en particular, y en el medio de todo estás tú, el futuro líder, el desarrollador del talento, el rocío del amanecer hacia el éxito.

No te sientas intimidado por la tarea que te toca, asúmela, reconócete, libera tus talentos para liberar el de los otros, haz lo que debas hacer considerando que necesitas al otro tanto como él a ti porque entre ambos van a darle lugar a expresiones de sí mismos que aún no conocen. Ser líder ese ser un mediador entre tus propios “puntos oscuros” y lo que ves en el otro más allá de lo obvio. Si sientes que no puedes, busca a alguien que lo haya logrado, si le está costando, ayuda, si se enfoca en sus problemas, tú enfócate en su potencial.

Un dinamizador de grupos no avala zonas erróneas, cuestiona, resignifica, resocializa, crea nexos entre talentos personales para desarrollarlos y sistematiza oportunidades de replicarlo… o tu qué crees que hace un líder? 
Te animarías a decir: "Si, yo soy un líder”?


No se trata de la técnica, ni del nicho de mercado, ni de los productos ni tampoco se trata de la inversión inicial, la parte más difícil  para crear un negocio lucrativo que nos permita generar ganancias por internet es la motivación del emprendedor, su autodisciplina y su administración del tiempo.

Creo una de las razones fundamentales del fracaso de cientos de emprendedores que mensualmente se inician en el mundo del marketing online no está en sus capacidades innatas (oratoria, simpatía, firmeza emocional), que las pueden tener, o en sus destrezas técnicas, ( como programación, planificación secuenciada o diseño web ) sino en sus “puntos oscuros” del carácter, por ejemplo en la impuntualidad, la falta de metas, la procastinación, la falta de autodisciplina y la capacidad de manejar la frustración  emocional.  

Ser emprendedor en internet implica una tarea de constante aprendizaje en donde debemos estar dispuestos a ir más allá de lo obvio y escapar a las formulas marketeras típicas como el “hágase rico en 1 semana” o cosas así. Los que llevamos algunos años creando sitios y generando ganancias de la web sabemos que eso esta lejos de la verdad y lo único que podemos hacer para lograr generar ingresos constantes es establecernos metas claras, mantenernos motivados y trabajar todos los días duro por eso que decimos que queremos alcanzar.

No es un problema de nichos de negocios ni de malas elecciones de plataforma, como muchos suelen quejarse. No digo que en algunos casos puntuales no sea así, pero  me parece que si alguien que lleva por lo menos un año en este mundo del emprendimiento online ya conoce muchas técnicas, o  por lo menos las básicas, que le permitan formular sus propias estrategias, entonces el problema no es técnico sino actitudinal.

La información sobre como emprender no es escaza, hay cientos de miles de publicaciones diaria y muchos sitios webs especializados que nos bombardean con información creciente sobre estrategias, tips, entrevistas y recursos que podemos usar para crear negocios virtuales prácticamente de la nada, el problema es como lo usamos nosotros para nuestros fines, o incluso puedo ir más lejos y preguntarte… lo usas para tus propios fines, tienes metas establecidas?

Hay que ser concientes de esos “puntos oscuros” de los que hablé antes y eso implica poder hacerse cargo de los errores que cometemos y aprender de ellos, reconocer que podemos tener características en nuestra personalidad que no se alinean con los deseos o con las expresiones que tenemos sobre lo que consideramos un negocio web. Esto me sucedía mucho cuando por ejemplo quería armar nuevos equipos de negocios multinivel y muchos declaraban que querían hacer dinero pero no sabían para que ni eran concientes de que el fracaso es parte del proceso y el error es solo la impronta del aprendizaje a largo plazo. Pero claro que algunas personalidades tienen más dificultad para manejar la frustración emocional y rápidamente se desmotivan y abandonan todo sin importar el grado de avance que hayan alcanzado, algo muy común no solo en multinivel, sino también en otros tipos de negocios.

Personalmente no creo en el fracaso como un destino sino como un camino pero plasmar esto en hechos es lo que a la mayoría de las personas les cuesta y siempre elije el abandono por sobre la persistencia, esa me parece que es la clave de los que si logran resultados en negocios por internet, en emprendimientos del mundo real o en ámbitos de alta competencia que nos demandan claridad emociona y autodisciplina.

Nadie nace destinado a vivir en el éxito o en el fracaso, la mayoría de las habilidades que nos permitirán permanecer en uno u otro lado de la línea que los divide se adquieren con años de práctica y una fuerte carga de actitudes que a modo de convicción nos deben guiar para alcanzar metas firmes, invariables en el tiempo, pues una meta puede variar solo en las estrategias que nos ayuden a lograrla pero no en su logro.

Algo que también he aprendido con los años y donde veo una de las causas del fracaso en negocios por internet es que la gente novata cree que los deben realizar en soledad cuando en realidad siempre necesitamos de un coach. En mi caso he tenido varios mentores virtuales y reales que cada uno me aportó una pequeña fuente de nuevas perspectivas casi como un relevo de antorcha.


Nadie aprende en soledad absoluta por eso es bueno siempre buscar a otros que hayan logrado lo que nosotros sabeos que nos cuesta o que simplemente comparten una visión de mundo o metas parecidas a las nuestras y tomar de ellos la actitud, la información y la motivación para seguir adelante en momentos en donde no veamos resultados. Pero no debemos olvidar que todo proyecto lleva su tiempo, hay que regarlo, hay que ser paciente y hay que meditarlo, y eso también se aplica a tu propia personalidad, a tu actitud y a tus “puntos oscuros”. 

Un recurso que te recomiendo es el audiolibro llamado: "Neuropsychology of Self Discipline", en inglés.